martes, 12 de noviembre de 2013

El satélite de comunicaciones Túpac Katari (TKSAT-1) será trasladado hoy desde la fábrica de Pekín hasta la base de lanzamiento en Xichang, donde se esperará el lanzamiento al espacio, previsto para el 20 de diciembre, informó la Agencia Boliviana Espacial (ABE). El operativo comenzó ayer a las 20.00 (hora boliviana), 08.00 hora de Pekín, de hoy, con el traslado del satélite en un contenedor especial hasta el aeropuerto de la capital china.
El satélite TKSAT-1 es llevado de Pekín a la base de Xichang


Luego el viaje será por vía aérea en un avión de carga, que realizará un recorrido de dos mil kilómetros hasta Xichang (en el sureste del país asiático). Tras el vuelo que durará dos horas, un camión trasladará al artefacto espacial, de cinco toneladas, hasta las instalaciones del Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang (XSLC), desde donde se realizará la partida del TKSAT-1.
“Este 12 de noviembre, el satélite estará saliendo de la fábrica con destino al centro espacial desde donde será lanzado. Estamos en la recta final del proyecto”, señaló Iván Zambrana, director ejecutivo de la ABE.

El 14 de diciembre de 2010, el Gobierno de Bolivia y la empresa china Great Wall Industry Corporation (CGWIC) (Gran Muralla China) firmaron el contrato para el desarrollo del satélite de comunicaciones. Cerca de dos años después de la rúbrica, el plan está en la etapa final.

“Días antes de su traslado, se le hicieron (al satélite) las últimas revisiones en la fábrica. Se trata de la revisión exhaustiva de los resultados de las pruebas a las que fue sometido el satélite en los últimos meses. Significa la revisión previa al envío que se hace en la fábrica del satélite y luego se lo manda al centro del lanzamiento”, explicó a La Razón Zambrana.

El proyecto Túpac Katari comprende el desarrollo de un satélite de comunicaciones, su lanzamiento y puesta en órbita, además de la construcción de las estaciones terrenas en La Paz y Santa Cruz, y la capacitación de profesionales bolivianos en tecnologías espaciales. La empresa CGWIC fue encargada de construir el satélite boliviano con insumos de hasta otros cuatro países.

Una vez en la base de Xichang, el satélite boliviano será sometido a las últimas revisiones antes de su lanzamiento, que está programado para el 20 de diciembre, aunque la fecha podría variar en al menos dos días si las condiciones climáticas en la zona así lo determinan, se informó.

El satélite tiene un peso de 5.200  kilos (cinco toneladas) y cuando comience a operar, en marzo de 2014, permitirá ampliar la cobertura de televisión, internet y telefonía móvil en todo el territorio nacional.

En tanto, la implementación de las bases terrenas en La Paz (Amachuma en el Alto) y Santa Cruz (La Guardia) se encuentra en la etapa final de lo planificado. La estación de Amachuma será concluida hasta fines de este mes; y la de La Guardia, en diciembre.

El propósito de ambas estaciones es el de monitorear y supervisar el estado del satélite, las 24 horas al día y siete días a la semana, y de enviarle los comandos necesarios para mantenerlo en la posición correcta y para administrar los servicios de telecomunicaciones que prestará.

Para ese efecto, el Gobierno envió a China a 78 profesionales bolivianos que se capacitaron en el manejo y control del satélite y el diseño de otros artefactos espaciales (como el de un satélite de prospección, que es el próximo proyecto). Todos los becarios ya regresaron al país. El costo de todo el plan satelital y de comunicaciones para el país asciende a $us 300 millones, financiados por el Banco de Desarrollo de China y una contraparte del Estado Plurinacional de Bolivia.

Los datos técnicos del TKSAT-1

El TKSAT-1 será colocado en órbita geoestacionaria (visto desde la tierra parecerá fijo en un punto del cielo), a 36.000 kilómetros de altura sobre la línea del Ecuador. Contará con 30 transpondedores en tres bandas de frecuencias y una capacidad de 1232 MHz.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Recomendado

Folklore y Fiestas